Créditos para televisores: ¿préstamo personal o tarjeta de crédito?

Inicio / Créditos Personales / Créditos para televisores: ¿préstamo personal o tarjeta de crédito?
14 Mayo, 2014 Creditos.com.ar Sin Comentarios
Créditos para televisores: ¿préstamo personal o tarjeta de crédito?

No es novedad para nadie que, a semanas del inicio del mundial de fútbol, la venta de televisores LED se haya ido por las nubes. Lógicamente no todos pueden hacer frente a una inversión de este tipo y muchos deben recurrir a algún tipo de financiamiento. En el contexto económico actual, ¿cuál es la mejor forma de financiar la compra de estos electrodomésticos? Evaluamos las opciones más elegidas por los argentinos.

La fiebre por el campeonato mundial de fútbol que se celebrará en Brasil a partir de Junio de este año ha disparado la venta de televisores en todo el país. Los negocios de electrodomésticos ofrecen diferentes alternativas para cancelar y financiar la compra de este tipo de dispositivos, y en algunos casos las diferencias entre los distintos medios de pago son realmente considerables.

De acuerdo a algunos negocios consultados por Creditos.com.ar, las ventas con tarjeta y contado han visto una caída en las últimas semanas, mientras que los créditos “de la casa”, es decir, la financiación ofrecida por el propio negocio, se presenta como una oportunidad cada vez más atractiva para los clientes. Las razones por las que muchos se inclinan por esta alternativa de financiación son muchas, pero entre las dos principales vale destacar:

– Requisitos: los requerimientos exigidos por los negocios para brindar financiamiento son mucho más flexibles que los establecidos por bancos.
– Cuotas fijas: la tranquilidad de saber que las cuotas fijas se mantendrán durante la vida del crédito es argumento suficiente para muchos clientes que optan por esta opción.

Una tarjeta cada vez más débil

Actualmente el poder adquisitivo de muchos argentinos ha caído considerablemente y eso se traduce en las posibilidades de compra con tarjeta: si bien este medio de pago funciona muy bien durante las promociones con descuentos y 12 cuotas sin interés, muchos clientes tienen cupos que no alcanzan para hacer frente a la escalada de precios y al encarecimiento que ha tenido la financiación por medio de los plásticos.
En este sentido es bueno remarcar que un cliente que no paga el total del resumen de la tarjeta debe enfrentar una tasa nominal anual que oscila entre el 45 y el 50%, sumarle un 21% de IVA, los puntos porcentuales asociados al seguro de vida y el interés compuesto. Todo esto se traduce en un Costo Financiero Total (CFT) muy doloroso para el bolsillo de cualquier trabajador.

Otra ventaja para muchos que buscan financiar la compra de televisores a través de un préstamo personal tiene que ver con el plazo de devolución: mientras la mayoría de los bancos ofrecen un máximo de 12 cuotas, los préstamos personales permiten financiar la adquisición de estos electrodomésticos en plazos máximos de 24 cuotas. Esto representa una gran ventaja para muchas familias que tienen ingresos limitados y necesitan extender los plazos para pagar cuotas más accesibles.

La solicitud de un préstamo personal para la compra de un televisor es moneda corriente por estos días: además de elegir los préstamos ofrecidos por las mismas casas de electrodomésticos, muchos argentinos optan por la toma de un crédito en una entidad financiera. Esto tiene una ventaja: algunos negocios ofrecen descuentos de hasta el 30% en el valor de un televisor para pagos al contado. Sin embargo, como siempre, la clave está en evaluar las ofertas y promociones vigentes en el mercado y saber aprovechar las oportunidades, contrastando el beneficio del descuento por pago al contado con la tasa de interés establecida por la entidad prestamista.

Mientras más cuotas, ¿mejor?

Para los argentinos, acostumbrados a una economía de cambios permanentes y con una inflación anual que ronda el 35%, las compras en cuotas y sin interés son sinónimo de oportunidad: la posibilidad que brindan algunas tarjetas de financiar la adquisición de un televisor en 12 cuotas y sin interés, se presenta como un medio para ganarle a la inflación. En este sentido, los especialistas afirman que la compra en cuotas es siempre atractiva, ya que, teniendo en cuenta la inflación, con las cuotas se amortiza la compra y al final resulta más barato.

Búsquedas Recientes:

diferencia entre cuota fija y sin interes